AC/DC Fan Club España

AC/DC Fan Club España

AC/DC Fan Club España Vuelve a la Portada AC/DC Fan Club España Vuelve a Entrevistas

 

AC/DC Fan Club España La siguiente entrevista fue realizada por Steve Rosen en 1984 y fue publicada en 2003 por la revista española Guitarra Total.
AC/DC Fan Club España Aportada por Zesotar.
AC/DC Fan Club España Fotos de Robert Ellis (www.repfoto.com)

 

El Contexto: Entrevistados en 1984, cuando estaban de gira para promocionar su álbum "Flick Of The Switch", AC/DC estaban en el apogeo de su carrera. Tras el multitudinario éxito de "Back in Black", de 1980, y de "For Those About To Rock (We Salute You)", de 1981, "Flick of the Switch" mostraba a un grupo poco dispuesto a adaptarse al sonido refinado del rock de los 80. Si bien el grupo no volvió a alcanzar tal éxito comercial, no lo necesitaban. Ya habían vendido más discos en Estados Unidos que los Rolling Stones

Aunque algunos grupos conocen el calibre de las cuerdas que usan y tienen un rack de pedales, y artilugios, Angus Young se mantiene al margen como un guitarrista indiferente y poco interesado en todo eso. Cuando se refiere a sus guitarras Gibson SG de diversas fechas, Angus las llama, "esta guitarra" o "esta cosa". Admite no conocer los acordes y que fue a raíz de unirse a AC/DC cuando desarrolló algunas nociones sobre los nombres y las descripciones de los acordes. Pero a pesar de su falta de conocimientos técnicos, Young ha sido uno de los pocos guitarristas capaces de tirar por la ventana los convencionalismos del rock y reemplazarlos por fascinantes capas de instrumentos rítmicos.

www.repfoto.comAngus es un intérprete enfervorecido. Combina las frases rápidas con los ritmos cañeros y es un personaje de escena extravagante y enérgico que ha elevado su nombre hasta los puestos más altos del rock. Sin embargo, fuera del escenario es una persona más tranquila, que toma té y bromea con el resto del grupo.

La forma en que AC/DC aborda la música también es un poco contradictoria. Difícilmente se podría tachar a este quinteto australiano de estar "a medio camino", pero tildarlos estrictamente de "heavy metal" es una apreciación falsa. Young siente auténtico desprecio por la mayoría de los grupos power rock. La interacción entre Angus y su hermano mayor, Malcolm (a quién el más joven cita como instrumentista más consumado que él mismo), es la razón principal para tomarse más en serio a AC/DC que a la gran avalancha de grupos de rock que hay hoy en día. ¿Un grupo de heavy metal para inteligentes? No es probable. Pero sin duda ponen más en su música de lo que se puede oír en una sola escucha.

"Procuramos hacerlo todo con un enfoque fresco", dice Angus. "No nos gusta dejar a la gente tirada y que digan: Estos tíos nos han dejado y se han pasado a otra cosa. Es una falta de moderación, así que tratamos de ser básicos".

Fue viendo tocar a su hermano mayor, Malcolm, como Angus se animó a tocar la guitarra. Y mediante esa atenta observación, Angus empezó a aprender lo esencial sobre la guitarra y comenzó a tocar un banjo de seis cuerdas cuando solo tenía cinco años. Angus recuerda: "Ni siquiera supe el nombre de ningún acorde hasta que Malcolm me dijo alguno; y luego, a partir de ahí me los fui aprendiendo todos. Él me dio las únicas clases que he recibido e incluso me animó a hacer solos".

Ahora que los hermanos tocan juntos, se complementan perfectamente entre sí. "A Malcolm se le ocurre una cosa y yo toco con él", dice. "Es algo natural; nos llevamos bien. El tiene un gran dominio del ritmo. Eso es importante para mí, porque cuando estamos tocando en directo y pasa algo con mi equipo, se le puede seguir oyendo a él. Probablemente tenga la mejor mano derecha del mundo. Nunca he oído a nadie manejar así el instrumento. Ni si quiera a Keith Richards. Además, Malcolm siempre ha dicho que hacer solos no le permitía beber tranquilo y que tenía que hacerles yo".

Angus no se tomó la guitarra en serio hasta los 14 años. En aquel momento tenía una guitarra Hofner y un ampli barato cuyas válvulas se ponían azules cuando activaba el potenciómetro de agudos (push/pull). "Recuerdo que una de las primeras actuaciones que hice con aquel ampli fue en una iglesia del barrio. Querían a alguien que rellenara con la guitarra y mi amigo dijo: "Él sabe tocar". Así que arrastré el ampli hasta allí y me puse a tocar hasta que todo el mundo empezó a gritarme que bajar el volumen".

Angus, que no se desalienta fácilmente, continuó tocando y se convirtió en un maestro del trabajo solista antes de dominar el ritmo. Aunque alimenta una aversión natural por el artista en solitario (él es un hombre de grupo) y, es en realidad, por hacer solos, es una técnica que aprendió sin problemas.
"Hacer solos me resultaba bastante fácil, porque probablemente fuera la primera cosa que aprendí y en la que empecé a concentrarme", dice. "Todo lo que hacía eran solos".

www.repfoto.comPronto la Hofner se le quedó pequeña a Young y se compró una Gibson SG de segunda mano. Era un modelo de 1967 aproximadamente y la estuvo tocando hace sólo unos años, cuando la madera se pudrió (debido al exceso de humedad por el sudor) y el mástil se combó, lo que le obligó a buscar otra para sustituirla: "La SG tenía un mástil muy fino, casi como los que hacen a medida", así la describe Young, que al tener las manos pequeñas aprecia esta especificación. "Me gustan las SG porque son ligeras. Probé las Fender, pero no tenían suficiente caña. Y no quería ponerle pastillas DiMarzio porque todo el mundo empieza a sonar igual. En fin, el caso es que me gustaba el sonido pesado de la Gibson".

A Young le ha resultado particularmente difícil reemplazar este instrumento a causa del mástil notablemente estrecho (Gibson hace mástiles de 1 ½" y de 1 ¼" y éste era de los últimos). Tras pasar horas buscando en todas las tiendas importantes, Angus encontró por fin un instrumento que era igual de tocable y, además, era de su gusto. Había estado tocando la SG desde 1970 hasta 1978 (tras un año de uso cambió las pastillas originales por otro juego de pastillas de doble bobinado Gibson), cuando la sustituyó por otra SG que compró en una casa de empeños en Nueva York. Era una Gibson con defectos de acabado, un modelo de alrededor de 1968 con el mástil igual de delgado que el de su guitarra original. Es la forma de la Gibson, así como su sonido, lo que tanto le atrae: los dos cuernos que le permiten un acceso más fácil a los trastes más agudos.

De la misma forma que ha sido fiel a la Gibson SG, Angus también ha sido un incondicional del Ampli Marshall. Cree que el Marshall de 100 vatios es el "mejor ampli de rock" y, aunque su equipo de directo varía, consiste básicamente en una disposición de cuatro de ellos conectados en serie mediante cajas divisorias. Los cuatro amplificadores tienen virtualmente el mismo ajuste que es más o menos así: volumen a tope agudos y bajos a la mitad, medios a la mitad y presencia a cero. "Me decidí por este ajuste tras años de tocar y probar con el equipo. Al final acabas encontrando algo que suena bien. Descubrí que con los Marshall, si los pones a buen volumen, tienes que ajustar los graves y los agudos a mitad para que funcione". Angus realiza visitas especiales a la fábrica que Marshall tiene a las afueras de Londres para probar unos cuantos amplis antes de seleccionar los adecuados. Les pide que adulteren las unidades para que se parezcan a los amplis antiguos, que sonaban muy limpios y no tenían ajustes master ni preampli.

www.repfoto.comEl sonido de directo de los Young es una brillante combinación de un volumen increíble atenuado con un recorte de agudos y rellenando con los graves. El cuarteto de amplis es más por propagar el sonido que por el volumen. Angus corre por todo el escenario como un colegial y tiene que poder oír la guitarra desde cualquier sitio. Por eso AC/DC reparte la música a través del volumen del escenario y así aseguran de que lo que se oye es exactamente lo mismo que escucha el público. "De esta forma, lo que sale es un sonido", explica Young. "También el pulso es mejor, especialmente si tocas hard rock".

El estilo de Angus es sin duda el Hard Rock. Golpea las cuerdas de su Gibson (calibres: .009, .011, .016, .024, .032, .042) con una púa Fender gruesa y una crujiente técnica de mano derecha que le viene de cuando, al principio, utilizaba cuerdas Black Diamond, que era como de alambre de espino. Eran tan duras que parecían raíles y Young tuvo que desarrollar mucho la mano derecha para sacarles algún sonido. Emplea ataques arriba/abajo y también los dedos medio, anular y meñique de la mano derecha para crear efectos con las cuerdas. Una noche se hizo famoso por utilizar los dientes en lugar de los dedos, pero ahora siete de ellos son falsos como resultado de un fallido salto a lo Superman en el escenario.

Aunque sabe más de lo que confiesa, la descripción que Young hace de sí mismo como "iletrado" de la guitarra no es del todo incorrecta. La mayoría de sus solos son fruto del sentimiento e incluso la mayor parte de su trabajo grabado son solos en directo y con pocas regrabaciones. "No me veo a mí mismo como solista. Es un color que le añado para darle emoción. Cuando hay que eliminar un solo, no es una gran perdida. Hemos hecho canciones sin solos."

Tampoco le he resultado difícil resistirse al sueño de los pedales. Su sonido es limpio y puro, uno de los auténticos hitos de la guitarra de Hard Rock (Def Leppard, por ejemplo, le debe mucho al sonido Young). Al principio de su carrera manejaba torpemente un fuzz-wah, pero no tardó en darse cuenta de que sus pies "pasaban de él". "Los pedales me parecían una locura. Estas en medio de un solo y se acaban las pilas o algún loco desconecta el cable justo en el momento en que estás a punto de hacer tu gran número".

Angus tampoco usa pedales cuando graba, pero cambia los cuatro Marshall por un modelo viejo de 50 vatios. Básicamente, su guitarra no lleva efectos, un enfoque que utiliza desde el principio, y hasta en "Flick Of The Switch" ha buscado un sonido muy natural. El sonido de este álbum plasma esa limpieza, aunque hay una profundidad y una fuerza atávica que vienen de los graves. "Básicamente queríamos que este disco sonara todo lo crudo posible. Buscábamos para las guitarras un sonido natural y al mismo tiempo grande. No queríamos eso y reverb por todas partes ni eliminadores o extractores de ruido. Conseguir el sonido que quiero siempre ha sido la parte más fácil de la guitarra. Además, creo que si tocas bien, de un modo u otro sonará bien. Quiero decir que te relajas alegremente cuando sabes que lo que tocas suena bien. Si golpeas un acorde y está distorsionado, lo limpias. Vas probando hasta que te encuentras un buen sonido. Yo elijo un sonido limpio, siempre que puedo. La distorsión natural es perfecta si eres capaz de conseguirla, porque no creo en los pedales de sustain y no creo que haya que poner los amplis a tope, ya que entonces suenan turbios".

"Tiendo a ver la música como una canción, como un conjunto. Suena raro hablar de ella como un sitio en el que hacer un solo, como si fuera algo separado. Mi hermano me daría una paliza. La gente suele verme como un solista. Pobres. Yo no me veo así en absoluto. Me veo como parte de un grupo. Creo que Pete Townshend no es nada sin Roger Daltrey y The Who. En realidad, es bastante aburrido. Lo mismo ocurre con Led Zeppelin sin John Boham. Para mí no es lo mismo. Hay gente que hace solos y que sólo hace eso, pero a mí me gusta que mi sonido forme parte del grupo, como una unidad. Tendrías que oírme cuando toco solo, es horrible".

La magia de Malcolm: ¿Los riffs son todos suyos…?

Angus acapara toda la atención, posiblemente porque es guapo y hace solos, pero es su menos llamativo hermano Malcolm quien toca esos famosos riffs. Y es un guitarrista de extraordinario talento por derecho propio. Famoso por su precisa técnica rítmica, Malcolm Young adopta un enfoque sencillo de la guitarra hasta el extremo de que su característica Gretsch Jet Firebird de 1963 sólo tiene una pastilla: quitó las otras dos cuando se dio cuenta de que sólo tocaba con la posición del puente.
Además, el hecho de que rara vez se aventura más allá del quinto traste significa que le gustan las cuerdas de calibre alto (12-56), las cuales, junto con sus Marshalls de 100 vatios, contribuyen a ese legendario sonido de rock clásico. Y éste es su equipo. ¿A que te estás preguntando por qué te gastaste el dinero en esa elegante unidad multiefectos?

www.repfoto.com

 

PORTADA - EL FORO DEL CLUB - PÁGINAS COLABORADORAS - CONTACTA Y PARTICIPA - LIBRO DE VISITAS